Los aguaceros registrados en el país han causado daños en diferentes partes ya que el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados informó que 33 acueductos fueron afectados de los cuales 32 están fuera de servicio total y uno 1 parcialmente,  situación que afecta unos 308,763 usuarios.

SANTO DOMINGO.- Casi República Dominicana completa se encuentra bajo alerta por las lluvias que se han registrado durante esta semana y que se extenderán hasta el fin de semana, según indicó el director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), Juan Manuel Méndez.

De las 31 provincias del país en total hay 28 en alerta, 16 provincias en alerta amarilla y 12 en alerta verde por posibles crecidas de ríos, arroyos y cañadas, así como inundaciones urbanas y repentinas.

Los aguaceros registrados en el país han causado daños en diferentes partes ya que el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados informó que 33 acueductos fueron afectados de los cuales 32 están fuera de servicio total y uno 1 parcialmente,  situación que afecta unos 308,763 usuarios debido a la salida de los sistemas de acueductos por alta turbiedad.

En el último boletín referente a las condiciones del tiempo se detalla que el Ministerio de Defensa activó el Plan Relámpago, un método utilizado para apoyar al Centro de Operaciones de Emergencias (COE) en caso de presentarse desastres naturales, además de mantenerse en comunicación permanente con la Dirección del Centro de Operaciones de Emergencias.

Provincias en alerta

Las provincias en alerta amarilla son Hato Mayor, La Vega, Santiago, Monseñor Nouel, María Trinidad Sánchez, Monte Plata, San Cristóbal, Gran Santo Domingo, San José de Ocoa, Pedernales, Barahona, El Seibo, Santiago Rodríguez, La Romana, San Pedro de Macorís y La Altagracia

Mientras que en verde están  San Juan de La Maguana, Sánchez Ramírez, Peravia, Azua, Puerto Plata, Elías Piña, Dajabón, Samaná, Espaillat, Hermanas Mirabal, Valverde y Duarte.

El COE mantiene su recomendación a las personas de abstenerse de cruzar ríos, arroyos y cañadas que presenten alto volúmenes de agua, además de no hacer uso de balnearios, debido a la turbiedad y el volumen de agua que aún mantienen.