“Nosotros no podemos seguir cargando tan pesado como lo hemos hecho hasta la fecha y es una responsabilidad de todos asumir la responsabilidad de defensa de nuestra soberanía y nuestra integridad”, puntualizó.

SANTO DOMINGO.- El excanciller Miguel Vargas Maldonado afirmó este jueves que República Dominicana no puede, no debe ni tiene capacidad de dar solución al problema haitiano como país.

En ese sentido, afirmó que “Es fundamental que nosotros no somos culpables, no podemos asumir culpabilidad de la situación de Haití y tenemos que asumir una posición donde el esfuerzo fundamental sea convocar a esa comunidad internacional a asumir su rol”.

Indicó que temas como los de los estudiantes y los hospitales son muy sensibles y el país debe tener mucho cuidado en ese sentido.

"Respaldo la posición de aplicar la ley migratoria, la ley laboral y otras leyes que son fundamentales, que de por sí son parte de la responsabilidad de todos", afirmó.

Vargas Maldonado reiteró su disposición de respaldo al presidente y al gobierno en la dirección de garantizar la soberanía, la integridad del pueblo dominicano y de proteger los  intereses como dominicanos.

“Nosotros no podemos seguir cargando tan pesado como lo hemos hecho hasta la fecha y es una responsabilidad de todos asumir la responsabilidad de defensa de nuestra soberanía y nuestra integridad”, puntualizó.

Aseguró este jueves en el Palacio Nacional, donde fue convocado junto a otros líderes políticos por el presidente Luis Abinader para abordar el tema haitiano, que se debe sacar de la agenda de gobierno todo tipo de confrontación bilateral.

El también presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) sugirió al gobierno dominicano restablecer el diálogo diplomático con Haití, país sumergido en una crisis política, económica y social que amenaza con alcanzar niveles aún más preocupantes. “Es fundamental mantener la vía del diálogo diplomático”, dijo.

Allí explicó que el esfuerzo fundamental de la República Dominicana debe ser el de convocar a la comunidad internacional a asumir su rol frente a la vecina nación.

“Yo creo que la comunidad internacional, dentro de sus responsabilidades, tiene que comprometerse a establecer un proceso de estabilidad política, social y económica en Haití.

También tiene que pacificar y desarmar los grupos guerrilleros y delincuenciales, promover elecciones libres e informadas y, sobre todo, pensando ya en un futuro de estabilidad de Haití, fomentar un proceso de fortalecimiento institucional y desarrollo económico”, sostuvo el excanciller dominicano.

“Insistir en el llamado a la comunidad internacional para que asuma la responsabilidad de asumir su rol, ya sea a través de Naciones Unidas, de la OEA, de la Unión Europea, que tiene una responsabilidad extraordinaria en todo esto”, prosiguió.