El Gobierno de Puerto Rico y una coalición de empresarios puertorriqueños han expresado que República Dominicana es su primera opción para labores como la reconstrucción de la isla  por los estragos de los huracanes Irma y María ocurridos en el año 2017.

La escasez de mano de obra sin precedente de Puerto Rico, se debe a la emigración de puertorriqueños a Estados Unidos y a las ayudas económicas que la población ha recibido para enfrentar la pandemia del COVID-19.

Según, fuentes oficiales el país necesita más de 25 mil trabajadores en industrias como la construcción, agricultura y turismo.

Ya oficialmente, la comisionada residente de Puerto Rico en Washington, Jennifer González, formalizó una petición ante el Departamento de Estado estadounidense para que permita que República Dominicana entre al listado de países que puedan beneficiarse de la visa especial de trabajo H-2B.

El Gobierno de Puerto Rico y una coalición de empresarios puertorriqueños han expresado que República Dominicana es su primera opción para labores como la reconstrucción de la isla  por los estragos de los huracanes Irma y María ocurridos en el año 2017.

Puerto Rico cuenta con una asignación presupuestaria de sobre 7 billones de dólares.

Por su parte, la Cancillería dominicana también ha presentado la petición formal para este visado especial ante el Gobierno estadounidense.

“Estamos en un momento histórico en el cual existe una alta probabilidad de que las visas H-2B sean aprobadas para trabajadores dominicanos. El alto interés y financiamiento de Estados Unidos para la reconstrucción en Puerto Rico y la aguda escasez de mano de obra son el escenario ideal para que incluyan a República Dominicana en la lista de países para el visado”, afirma el licenciado puertorriqueño Juan Carlos Vélez Santana, especialista en la materia.