El cierre de la frontera ya genera preocupación entre trabajadores del mercado binacional.

REDACCIÓN.- Bajo candado permanece la puerta de la frontera en Jimaní, tras la orden de cierre emitida por el presidente de la República, Luis Abinader, como medida preventiva ante cualquier situación que se pueda generar en Haití.

Mientras, el personal de migración está de puesto para ayudar al rápido regreso de los dominicanos en Haití, el operativo Gavión continuaba desplegando militares en toda la línea limítrofe.

Las labores de vigilancia se extienden por aire mar y tierra integran todos los cuerpos castrenses, quienes se mantendrán en sesión permanente hasta nuevo aviso.

Más temprano, uno de los helicópteros utilizados para el  traslado de militares desde Santo Domingo a Jimaní se siniestro luego de aterriza, al tratar de colocarse en posición en el helipuerto de la fortaleza donde  choco  con una maya. Afortunadamente no hubo heridos.

El cierre de la frontera ya genera preocupación entre trabajadores del mercado binacional.

La mesa interinstitucional de seguridad integrada por las autoridades provinciales se reunirá este jueves para tomar decisiones de seguridad en la zona.

El magnicidio del presidente haitiano Jovenel Moïse en un ataque perpetrado por un comando armado la madrugada de este miércoles en su casa ha levantado una ola de consternación internacional y profundiza la crisis por la que ya atravesaba la vecina nación.

La primera dama, que también fue víctima del ataque, ya fue trasladada esta tarde para ser atendida en una hospital de Miami.

El ataque genera un vacío de poder, ya que mientras el canciller Claude Joseph ha fungido desde abril como primer ministro interino, el propio Moïse había nominado esta semana a otro jefe de gobierno.

Joseph indicó en un mensaje a la nación que permanecerá al frente del gobierno y declaró estado de sitio, mientras la OEA llama a las partes a buscar una salida a la crisis.

Uno de los helicópteros que participaba en los operativos se estrelló sin que se registraran heridos.