A ritmo de música y con una exhibición de caballos de diferentes razas, niños, jóvenes y adultos participaron en la caminata.

SANTO DOMINGO.- Cientos de personas se sumaron a la tradicional peregrinación en honor a la Virgen de la Altagracia por los milagros que dicen haber recibido.

A ritmo de música y con una exhibición de caballos de diferentes razas, niños, jóvenes y adultos participaron en la caminata. Francisca Severino, radicada en los Estados Unidos pero nativa de Monte Plata, participa cada año en una de las actividades más atractivas de este pueblo.

A la cabalgata también acuden personas de varias provincias del país como Sofía Tejeda, que se traslada todos los años desde Barahona para acompañar a su esposo oriundo de Bayaguana.

Además, esta tradición cultural dominicana atrae y fideliza a extranjeros como Rebeca Río, argentina, que viene a esta peregrinación desde los últimos cinco años y resalta la importancia de mantener estas costumbres.

Además de la religiosidad, la peregrinación se mezcla con fiestas, música y conversaciones al aire libre.

Aseguran que las cabalgatas reafirman el origen del pueblo al recordar que fue a caballo y a la fuerza como trasladaron a los primeros pobladores de la localidad en la época colonial.

La procesión de la Iglesia Católica culminará con una subasta de toros donados por creyentes y cuyos fondos serán entregados al sacerdote de la Basílica de Higüey para la realización de actividades religiosas.

El recorrido continuará este jueves en la provincia Hato Mayor hasta culminar el próximo domingo 14 de agosto en el Santo Cristo de los Milagros en Bayaguana.