El grupo partió  a las 4:00 de la tarde desde la intersección de las avenidas Winston Churchill y 27 de Febrero, en el Distrito Nacional, hasta la parte Procuraduría General de la República donde se concentraron.

Por Héctor de la Cruz

SANTO DOMINGO.- Con pancartas en manos y vociferando consignas, familiares de personas desaparecidas agrupadas en el movimiento “Son irremplazables”, realizaron  una marcha este sábado que terminó frente a la Procuraduría General de la República  con la lectura de un manifiesto donde reclamaron la aprobación del proyecto de ley Alerta Amber.

La demanda de  respuestas a los casos no resueltos de desapariciones involuntarias y forzosas que datan de hasta nueve años, fue lo que motivó la actividad.

Los manifestantes exigen ver acciones en cada uno de los casos y que se activen mecanismos de localización.

Pero dentro de la multitud, una familia viajó desde San Francisco de Macorís para tratar de encontrar apoyo dentro de aquellos que comparten la misma situación.

El grupo partió  a las 4:00 de la tarde desde la intersección de las avenidas Winston Churchill y 27 de Febrero, en el Distrito Nacional, hasta la parte Procuraduría General de la República donde se concentraron.

Los manifestantes aseguraron que no se detendrán hasta que las autoridades descubran que paso con cada uno de los desaparecidos.

Manifiesto íntegro:

1. Demandamos que la Procuraduría General de la República asigne un fiscal a cada caso activo de desaparición. Queremos que la Procuraduría General de la República también delegue supervisores dentro su propia institución, quienes asegurarán que los fiscales avancen las investigaciones de casos de personas desaparecidas, reportando acciones tomadas y mecanismos activados para la localización de cada persona desaparecida.

2. Demandamos la pronta aprobación del proyecto de ley Alerta Amber, el cual puede ser aprobado entre febrero y julio del año 2023. Queremos que todos los Diputados y Senadores entiendan la urgencia de acciones coordinadas entre instituciones públicas para lograr la rápida localización de personas desaparecidas, usando efectivamente nuestros recursos para una meta que asegure a dominicanos y extranjeros por igual.

3. Demandamos que institutos como el Defensor del Pueblo, Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Naciones Unidas, y Ministerios pertinentes, especialmente el ministerio de la presidencia y el presidente, aseguren la agilización e implementación de nuestras dos primeras demandas. Queremos transparencia con los procesos e individuos que impiden la implementación de mecanismos que solucionen esta problemática de desapariciones.