SANTIAGO, República Dominicana.-En la ciudad Corazón en el Centro de Corrección Penitenciario Rafey hombres se celebró por todo lo alto la primera boda entre un interno y una exreclusa dentro del programa "Unificando familias", en la Catedral Santiago Apóstol.

Miguel Vladimir Morán, condenado por homicidio a 13 años, contrajo nupcias con Yacara Vargas, quien ya cumplió cinco años por drogas en Rafey Mujeres.

[jwplayer mediaid="302505"]