MONTECRISTI, República Dominicana.- Bajo la consigna “Sin agua, sin luz, ni carretera, no hay votos”, decenas de residentes de las comunidades costeras de Montecristi, realizaron este viernes un vía crucis para llamar la atención de las autoridades gubernamentales frente a sus necesidades.

El vía crucis fue encabezado por el Obispo de la Diócesis Mao-Montecristi, Monseñor Diomedes Espinal, quien dijo que el Gobierno es sordo, mudo e indolente. También le acusó de no compadecerse de los pobres.

Durante la manifestación pacífica, los moradores recorrieron unos 16 kilómetros con una cruz acuesta