SANTO DOMINGO.- En la avenida San Vicente de Paúl la reapertura de los negocios ha sido tímida la mañana de este miércoles cuando inicia la primera fase gradual de desescalada de las medidas restrictivas por el COVID-19.

Durante un recorrido fue notorio que varios negocios permanecían con sus puertas cerradas y otros, a media mañana, se disponían a abrir sus puertas. En la zona abundan los establecimientos de repuestos automotrices y tiendas.