El equipo operativo de la Liga ha intervenido 37 vertederos improvisados.

SANTO DOMINGO.- A través del “Programa Limpio Mi País”, brigadas de la   institución han recogido 800 toneladas de desperdicios sólidos urbanos en los primeros tres días que lleva ejecutando el operativo de limpieza en los sectores asignados en el municipio Santo Domingo Este.

Desde el jueves pasado, brigadas del “Programa Limpio Mi País”, supervisadas por la subsecretaria de Gestión y Asistencia Técnica Municipal, Mayrelin García junto a la Mancomunidad del Gran Santo Domingo, bajo la coordinación director ejecutivo, Waldys Taveras trabajan con un personal de 74 colaboradores municipales y seis técnicos, operando  dos palas mecánicas, 15 camiones compactadores, seis camiones pequeños, cuatro motobasuras (para entrar a callejones) en la intervención de los vertederos improvisados en las calles.

El equipo operativo de la Liga ha intervenido 37 vertederos improvisados, cuyos desechos son trasladados directamente a Duquesa para su disposición final. Las intervenciones inician desde primeras horas de  la mañana y se extienden hasta el anochecer.

Ante la situación de emergencia sanitaria que vive SDE, el presidente de la República Luis Abinader ordenó a las instituciones que desarrollan el operativo, encabezadas por la Liga Municipal, asistir a la alcaldía por 45 días, hasta tanto la demarcación reciba una serie de equipos para continua la gestión de desechos sólidos.

La LMD tiene a su cargo limpiar un radio de 20 kilómetros cuadrados, que comprenden los sectores Invivienda, Villa Carmen I y II, Mendoza, El Almirante, Los Prados de San Luis, Residencial Fernández, La Palmera, El Almirante, la autopista San Isidro, La Toronja, residencial Paco I y II,  Los Invasores, parte de Los Trinitarios, residencial Amalia, Las Praderas y Los Maestros. Estos sectores integran cerca del 50% de la circunscripción 3 de Santo Domingo Este.

Adicionalmente a los trabajos de recogida de basura, la Liga, a través del programa Limpio Mi País, desarrolla un piloto con la instalación de mil zafacones en el sector Invivienda para la separación de los residuos sólidos, así como una campaña de educación y concientización, a fin de promover un cambio de cultura sobre el manejo de los desperdicios.