Rosalía Sosa dijo además que están tomando como referencia modelos de reforma de otros países, como Colombia, Perú y España, los cuales llevan años en medio del proceso de cambio.

SANTO DOMINGO.-Tardará varios años sentir la transformación de la Policía Nacional, ya que deben agotarse una serie de pasos que conllevan años para su puesta en ejecución o que exhiban los resultados que la población espera.

Así lo aseguró Rosalía Sosa, miembro de Participación Ciudadana y de la Comisión para la Reforma Policial, quien indicó que la  uniformada y el Consejo Superior no tienen la capacidad para asumir la ley que rige a la institución del orden, al tiempo que afirmó que la reforma es impostergable.

“Se necesitan hombre y mujeres a lo interno de la Policía capaces de hacer la transformación, de aplicar los reglamentos y asumir los cambios que esto implica”. La Policía Nacional por sí sola no puede reformarse, es por eso que estamos intercambiando impresiones con los miembros de la institución para saber que piensan sobre la transformación de la Policía, indicó Sosa al participar en el programa El Despertador.  

Rosalía Sosa dijo además que están tomando como referencia modelos de reforma de otros países, como Colombia, Perú y España, los cuales llevan años en medio del proceso de cambio.

Manifestó que dura

nte décadas ningún sector de la sociedad se había preocupado por la transformación de la Policía, por lo que desde la creación de su normativa “han estado solos y se han desarrollado como lo han creído”.

Sostuvo que existe una voluntad férrea de que la Policía experimente los cambios que la sociedad espera y adelantó que entre las acciones a ejecutar están la contratación de una empresa extranjera que brindará asesoría y se encargará de evaluar el desempeño de los agentes policiales.

Además se centrarán en la formación de los que deseen ingresar a la Policía y esperan la aprobación de una propuesta de los nuevos reglamentos que la Comisión para la reforma policial sugirió, lograr la reestructuración del presupuesto.

“El tema del salario es importante, no puede ser menor de 300 dólares; debemos lograr que ingresar a la Policía resulte atractiva”, apuntó.

Refirió que la Reforma Policial es una solicitud a una sola voz de todos los sectores de la sociedad y que lo que se busca con ella es que cuando un ciudadano vea un policía respete el uniforme, valore su desempeño y dignidad.

Aseguró también que durante el proceso de transformación de la uniformada será fundamental identificar y separar de las filas policiales a oficiales que estén contrarios a los reglamentos internos de la institución.

“Si tenemos personas que c

omenten ilícitos a lo interno de la Policía, no son policías son delincuentes y deben irse y el sistema de justicia los captara. Una naranja podrida daña a las demás”.

Finalmente Rosalía Sosa reiteró que la reforma policial no hay forma de detenerla, porque el pueblo lo está solicitando, por lo que llamó a la ciudadanía a no tener miedo y a los agentes a no resistirse a los cambios porque son beneficiosos.

Vídeo integro: