Ahora doña Ramona dice que camina libre y feliz por el lugar porque se siente muy segura en la zona, por lo que pide tanto a los buhoneros como a los residentes cuidar la obra.

Por: Héctor de la Cruz

 

SANTO DOMINGO.- Tras vivir por más de 40 años en las inmediaciones de la Duarte con París, la presidenta de la junta de vecinos Chicón dice estar feliz ya que por mucho tiempo soñó con ver una transformación de esa magnitud en su sector.

El regocijo y la felicidad son evidentes en  Doña Ramona Martínez, quien dice sea a autonombrado supervisora del proyecto que  ha cambiado las inmediaciones de su casa.

Esta mujer que por más de 38 años ha recorrido el tramo de la Duarte con parís a las seis de la mañana, cuenta que salir de su casa era una verdadera odisea.

Ahora doña Ramona dice que camina libre y feliz por el lugar porque se siente muy segura en la zona, por lo que pide tanto a los buhoneros como a los residentes cuidar la obra.

Luego de 40 años, sonriente desde el balcón de su casa, la señora Martínez vigila celosa la obra y aprecia con entusiasmo el cambio que ha dado  su entorno.

Al ver concluida la primera etapa del proyecto, ahora  doña Ramona Martínez dice que espera con ansias el inicio de la próxima.