Otra problemática que afecta al transporte público tal y como ven a mis espaldas es la cantidad de personas aglomeradas en filas para conseguir movilizarse en horas pico

Por: Oliver Balbuena

SANTO DOMINGO.- Tras la eliminación del toque de queda y algunas restricciones a la movilidad, los vehículos del concho vuelven a subir hasta seis pasajeros hacinados en sus vehículos sin bajar la tarifa del pasaje, que habían subido al principio de la pandemia con el pretexto de que debían llevar menos personas para mantener el distanciamiento físico.

Contrario a la afirmación de que no han aumentado el precio del transporte público hecha por el senador y presidente de CONATRA, Antonio Marte, pasajeros de la parada del KM9 de la Autopista Duarte aseguran que la tarifa en este transporte ha aumentado hasta unos 25 pesos desde el inicio de la pandemia.

Con respecto a la cantidad limitada a cuatro personas por automóvil, según disposiciones de Salud Pública, usuarios de este transporte aseguran se montan “cuantas personas quepan”, por lo que es frecuente observar hasta hasta 6 pasajeros en una unidad.

En otras paradas como la de Av. Winston Churchill y la de Pinturas, choferes y pasajeros afirman que solo incrementaron el precio de los pasajes al inicio de la pandemia, pasando de 25 a 35 pesos por pasajero.

Choferes de la ruta vehicular de la Av. Churchill aseguran mantendrán el mismo esquema de un pasajero al frente del vehículo y tres en la parte trasera.

Otra problemática que afecta al transporte público tal y como ven a mis espaldas es la cantidad de personas aglomeradas en filas para conseguir movilizarse en horas pico. Ciudadanos aseguran que para agilizar es necesario montar pasajeros en su máxima capacidad.