Haití atraviesa la peor crisis humanitaria de los últimos años, la cual ha empeorado después del asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio de 2021.

SANTO DOMINGO.- “De ninguna manera aceptaría asentamientos en la República Dominicana”, fueron las palabras del presidente Luis Abinader en cuanto al tema haitiano, afirmando que RD no aceptará refugiados de Haití si la crisis del vecino país llegase a requerirlo.

En tanto, Noticias SIN mediante una medición en sus redes sociales, se puede observar que mayoría de los dominicanos no permitirían refugio para los haitianos, si fuera necesario.

Haití atraviesa la peor crisis humanitaria de los últimos años, la cual ha empeorado después del asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio de 2021.

De acuerdo a varios comentarios, muchos dominicanos catalogan como “una locura pedirle a RD recibir refugiados haitianos, si ya tenemos más de un millón de ilegales haitianos, esos son refugiados desde ya”.

“Existe una sobrepoblación en Haití, el caos es más sentido no conocen la vida de un mundo civilizado, las Naciones Unidas recibir en diversos países volúmenes de ciudadanos haitianos, para prepararlo y formarlos”.

“Esta Patria no es de Duarte, Sánchez, Mella y Luperon. Esta Patria será de Toussaint, Dessaline y Charles Herard, ya aquí no caben más Haitianos, hay que deportar los a todos, los queremos pero allá en Haití”.

El muro

Cabe destacar que el presidente Abinader aprovechó para reunirse con las tropas que trabajan en la frontera y representantes de la comunidad.

El mayor tiempo del mandatario lo dedicó a ver cómo marcha la construcción del muro, recibiendo el informe de los ingenieros, quienes afirman que los primeros 54 kilómetros lineales estarán listos para el año próximo.

Aprovecharon el escenario para explicar que no se trata sólo de levantar una pared, sino que el muro implica la construcción de un camino de dos carribles, con el muro en el centro, para que pueda ser patrullado por los militares.

Explicaron que el muro no está justo en el límite fronterizo para evitar que los haitianos puedan tener algún reclamo sobre la estructura.