El Consejo Nacional para Cambio Climático desarrolla pilares para el Sistema de Transparencia que ordenan el Decreto 541-20 y el Acuerdo de París.

SANTO DOMINGO.- El vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional para el Cambio Climático (CNCC), Max Puig, informó que la República Dominicana tendrá por primera vez en la historia, un Atlas Nacional de Riesgo Climático, un elemento fundamental para desarrollar las capacidades de adaptación del país a los efectos del cambio climático.

Durante una reunión con el Comité Consultivo de esa institución, formado por representantes del sector privado y en el marco del 13° Aniversario del CNCC, Puig explicó que ese Atlas se desarrollará a partir de la consolidación de toda la información pública respecto a las vulnerabilidades, sociales, de infraestructura, económicas y medioambientales que presenta el país en cada una de las regiones.

“Este Atlas facilitará la gestión de riesgos y daños ocasionados por el Cambio Climático en el país, lo que a su vez pondrá al alcance del país el financiamiento internacional y las inversiones privadas para mejorar la adaptación y la resiliencia a los efectos de los eventos meteorológicos que, según los expertos, se seguirán intensificando en los próximos años”, dijo.

En ese sentido y en el marco de la reunión con los representantes del sector privado, destacó que el Consejo Nacional para el Cambio Climático avanza los estudios para acompañar al empresariado nacional en la medición y reducción de la huella de carbono, a fin de dar cumplimiento al compromiso del país para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

“Medir la huella de carbono de las empresas le permitirá al sector privado saber cuánto y cómo reducir sus emisiones, pero también servirá al país para transparentar y hacer verificables las cifras que reportamos como nación y por tanto, acceder más fácilmente al financiamiento climático internacional. Además nos permitirá medir los avances para reducir las emisiones de carbón en un 27% en el escenario tendencial para el año 2030, recordando que el 5% de esa reducción de emisiones es responsabilidad del sector privado”, expresó el vicepresidente del CNCC, Max Puig.

En el marco de la reunión, también se agotó una agenda de temas de relevancia como la participación y documentación técnica de la que dispondrá la delegación de República Dominicana para la COP 26 y la acción climática corporativa, presentada esta última por el director técnico de la institución, Alan Ramírez.

Entre los asistentes al encuentro se encontraban la directora de Fundación Tropigas, Indira Isabel Lorenzo; la directora ejecutiva Fundación Sur Futuro, Kathia Mejía; la directora ejecutiva de ECORED, María Alicia Urbaneja; el presidente de RAUDO, Alvín Rodríguez; la coordinadora general de Participación Ciudadana, Leidy Blanco García; la directora ejecutiva de ADOCEM, Julissa Báez; el gerente general de la Fundación Popular, Elías Dinzey; y la presidenta ejecutiva Fundación Reservas del País, María Isabel Pérez. Además participaron de manera virtual representantes de la Fundación Propagas; y la gerente del programa de Gestión y Conservación Ambiental, Eladia Gesto.