Las lluvias, vientos y crecidas de ríos dañaron las cosechas de aquellos que se dedican a la agricultura en esta provincia.

SANTO DOMINGO.- Aunque sin agua ni luz moradores de comunidades afectadas por el huracán Fiona en El Seibo sacan hoy sus pertenencias, tras cesar finalmente las lluvias en la provincia que se mantiene bajo alerta en alerta amarilla por aguaceros que podría provocar el fenómeno categoría cuatro.

Las horas de sol de ha tenido el día han sido aprovechadas por residentes de comunidades vulnerables que recibieron los embates del huracán Fiona, quienes desde temprano han sacado sus ajuares para que se les seque el agua que recibieron cuando los vientos del fenómeno le arrebató los zincs a sus casas.

En tanto que otros que perdieron sus pertenencias y cuyas viviendas quedaron totalmente destruidas por Fíona, mientras agradecían estar vivos, contaron cómo tuvieron que salir corriendo la madrugada del lunes cuando sus viviendas comenzaron a sentir los efectos del fenómeno.

Los ríos Soco y Seibo, que colinda y mantuvo incomunicada a los sectores recorridos y otros aledaños, ya volvieron a su cauce y está mañana miembros del Ministerio de Obras Públicas evaluaban los daños provocados al puente que conecta comunidades.

Asimismo, brigadas de Inespre visitaron las comunidades y entregaron raciones crudas de alimentos.

Las lluvias, vientos y crecidas de ríos dañaron las cosechas de aquellos que se dedican a la agricultura en esta provincia.

Asimismo, los árboles derribaron los vientos de Fiona, aún se observan en los patios, terrenos y arillas de las calles.

Los moradores de esos sectores esperan que los servicios de agua y luz sean restablecido a la mayor brevedad posible.