El comerciante Junior Hidalgo reconoció que las restricciones son necesarias, pero tener menos tiempo para la apertura en el sus ventas le generará nuevas pérdidas.

SANTO DOMINGO.- Residentes en la calle Bonaire del Ensanche Ozama favorecen las nuevas medidas restrictivas dispuestas por las autoridades en el Gran Santo Domingo debido al brote de coronavirus en esa demarcación.

Algunos manifestaron el horario del toque de queda a las 8:00 de la noche es necesario para evitar que las personas continúen aglomerándose y así evitar los contagios.

El comerciante Junior Hidalgo reconoció que las restricciones son necesarias, pero tener menos tiempo para la apertura en el sus ventas le generará nuevas pérdidas.

Más detalles en la Emisión Estelar con Alicia Ortega a las 10:00 de la noche por Color Visión y en nuestras redes sociales.