Aunque Los Guaricanos cuenta con un destacamento y cinco puestos de policía, caminar por sus calles representa un verdadero peligro, según sus moradores.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Temor es lo que sienten los residentes de la comunidad Los Guaricanos, quienes afirman que los delincuentes se han apoderado de sus calles matando hasta los policías que residen en la zona. La víctima más reciente fue el raso acribillado a tiros con su hijo en brazos de apenas dos años.

Aunque Los Guaricanos cuenta con un destacamento y cinco puestos de policía, caminar por sus calles  representa un verdadero peligro, según sus moradores.

Lamentan que jovencitos en un rango de 15 a 21 estén vinculados a la mayor cantidad de hechos delictivos que se producen en la zona.

La falta de energía eléctrica es uno de los principales aliados de los delincuentes.

Algunos entienden que el flagelo en el sector obedece a la falta de oportunidades para los jóvenes.

Los habitantes de esta comunidad esperan que se mantenga activo el patrullaje policial y se busquen otras medidas para prevenir el crimen.