Pese a las quejas de la población, la Superintendencia de Electricidad indicó que el aumento debió de ser mayor tomando en cuenta los precios vigentes de los combustibles.

SANTO DOMINGO.- El cuarto incremento consecutivo a la tarifa eléctrica como parte del desmonte arancelario desde noviembre pasado llega en momentos en que el verano amplía la necesidad de electricidad y los apagones, especialmente en los barrios populares, donde moradores y comerciantes se quejan del aumento y del poco servicio de energía que dicen recibir.

Justo momentos en que el intenso calor producto del verano aumenta la necesidad de utilizar más energía eléctrica, incrementado así el consumo y con ello el costo de la tarifa, parte de la población dice estar cansada de pagar más por los apagones que por el propio servicio de la energía, cuyo costo subirá en un nueve por ciento a partir de este viernes.

“Es echándome en un jarrito todos los días 50 pesos para cuando llegue el pago de la luz ir a pagarla porque si no vienen y me la cortan”, esa es la manera en que la señora Lucia de la Rosa dice ingeniársela para poder pagar la energía con lo poco que se gana vendiendo café en una pequeña mesa en la galería de su residencia.

Al mostrar una comparación de las facturas de la electricidad de mayo y junio, es decir, tan solo un mes de diferencia, en salones de belleza, colmados, otros pequeños negocios, y residencias en general, se observa que hay casos en los que pasaron de pagar poco más de 3 mil 600 pesos a más de 5 mil pesos.

Lo que consideran peor para sus bolsillos y por ende para su economía, es que el aumento de la energía eléctrica no se detiene y este mes deberán de pagar hasta 140 pesos más, principalmente los hogares que consuman hasta 300 kilovatios hora por mes.

El ajuste en la tarifa eléctrica, que también será de 7.6 por ciento para los pequeños comercios y entra en vigencia desde este viernes hasta el mes de septiembre, es parte del desmonte gradual y trimestral que se hace al subsidio eléctrico con miras al 2026.

Pese a las quejas de la población, la Superintendencia de Electricidad indicó que el aumento debió de ser mayor tomando en cuenta los precios vigentes de los combustibles.