Los residentes de la Cañada de Guajimía enfatizan que es necesario intervenir la cañada debido a que sin importar la magnitud del fenómeno atmosférico que azote la zona, es un peligro para la salud.

Santo Domingo.- Pese a que las lluvias del huracán Fiona no incidieron directamente en el Gran Santo Domingo, residentes en los alrededores de la Cañada de Guajimía temen a su posible desbordamiento por el cumulo de basura y aseguran que se quedaron esperando a las autoridades que no acudieron en su apoyo.

Agradecidos de que el huracán Fiona no impactara directamente al Gran Santo Domingo dicen estar los residentes de la cañada de Guajimía en Santo Domingo Oeste por el temor a perder sus ajuares ante grandes inundaciones producto del cumulo de basura.

No obstante, advierten que pese a que las lluvias generadas por Fiona no han sido constantes, en la calle México casi esquina Prolongación 27 de febrero en Buenos Aires de Herrera, la cañada da señales de subir el nivel del agua hasta sus residencias sin que las autoridades acudan a enfrentar el problema.

Los residentes de la Cañada de Guajimía enfatizan que es necesario intervenir la cañada debido a que sin importar la magnitud del fenómeno atmosférico que azote la zona, es un peligro para la salud.

De su lado, las autoridades aseguran que las labores de intervención solo se limitaron a la recogida de escombros y poda de árboles, mientras que advirtieron la necesidad de mantener los refugios ante las lluvias remanentes de Fiona.

Los residentes de la cañada de Guajimía pidieron no ser abandonados a su suerte en estas próximas horas ya que temen que las lluvias anunciadas como remanentes de Fiona causen inundaciones.