Además de las inundaciones a los residentes de esta zona les preocupan los árboles que con los fuertes vientos pueden caerse y provocar pérdidas humanas.

Por Gabriela Andújar 

SANTO DOMINGO.- Con muros de blocks recién hechos cubren las entradas de sus hogares como prevención ante el paso de la tormenta Grace, los residentes próximo a la cañada de Bonavides, en Los Guandules.

 

Mientras se aproxima la llegada del fenómeno atmosférico, aumenta la preocupación entre los moradores, quienes aseguran que con Fred se desbordó la cañada de Bonavide y el agua penetró a sus viviendas provocando la pérdida y el deterioro del suelo y enseres del hogar.

 

Además de las inundaciones a los residentes de esta zona les preocupan los árboles que con los fuertes vientos pueden caerse y provocar pérdidas humanas, al igual que problemas de energía eléctrica a toda la comunidad.

 

La cañada de Bonavides inicia debajo del puente seco que divide Los Guandules de Guachupita, y por la basura acumulada se tapan los desagües provocando inundaciones cada vez que llueve en toda la calle.