Con cuatro furgones construyeron el puente que evitará queden incomunicados en las crecidas del río Nizao.

SAN JOSÉ DE OCOA.- Cansados de arriesgarse cruzando un puente de madera sobre el río Nizao en Rancho Arriba de Ocoa, comunitarios de Montenegro unieron esfuerzos y recursos; y construyeron un puente.

La necesidad despertó la creatividad de residentes en Montenegro de Rancho Arriba.

Con cuatro furgones construyeron el puente que evitará queden incomunicados en las crecidas del río Nizao.

Fuerza de voluntad y la mano de obra de al menos 40 personas fue suficiente para aliviar el problema que representaba cruzar por ésta  madera, que usaban como puente.

Sin embargo, no todo está logrado, los moradores piden ayuda para extender el puente y fortalecer la estructura ya avanzada.

En Montenegro residen aproximadamente 350 familias y existe una gran producción de legumbres y flores.

Debido a la crecida de este cauce cuando se registran aguaceros de importancia, comunitarios no garantizan la durabilidad de esta estructura, por lo que llaman al ministro de Obras Públicas a tomar las acciones correspondientes para construirles un puente que les sea efectivo de manera permanente