Manifestaron sentirse atemorizados, ya que indicaron las últimas lluvias causaron estragos en sus viviendas, a tal punto que hasta este día aun hay agua acumulada en sus patios

SANTO DOMINGO.- Con sus camas, neveras y otros ajuares arriba de los blocks y cubetas están los residentes próximo a la rivera del río Ozama, ante las posibles inundaciones que podrían generarse ante el paso del Huracán Elsa.

Manifestaron sentirse atemorizados, ya que indicaron las últimas lluvias causaron estragos en sus viviendas, a tal punto que hasta este día aun hay agua acumulada en sus patios.

Elsa se convirtió esta mañana en un huracán categoría 1 con vientos sostenidos de 75 millas por hora (mph), lo que implica que aumentó 15 mph en sus vientos en tan solo tres horas, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés).

La formación de Elsa pone en alerta a buena parte de la región del Caribe, ya que se esperan fuertes ráfagas de viento y precipitaciones en la zona del océano Atlántico.

Es la quinta formación ciclónica en lo que va del año. Según las proyecciones del NHC, Elsa pasará el viernes cerca o sobre porciones de las islas de Barlovento o por el sur de las islas de Sotavento (las meridionales de las Antillas Menores), para luego avanzar hacia el este del mar Caribe y el sábado situarse cerca de la costa sur de La Española (República Dominicana y Haití).