Lamentan que una gran parte de sus ingresos tienen que destinarla a la compra de botellones o pagar abastecerse con cubetas traídas desde otras calles.

Por Gabriela Andújar

SANTO DOMINGO.- En pleno centro de Gualey, un populoso barrio del Distrito Nacional, moradores se quejan de la falta de agua potable desde hace años y explican la odisea que día tras días pasan para poder obtener al menos, una cubeta del líquido.

 

Conectando mangueras donde vecinos de otras calles a quienes si les llega el servicio, es una de las formas cómo durante años han podido obtener el agua potable residentes de la calle Patria Mirabal, en Gualey.

“Para conseguir un poco de agua debemos de tirar una manguera larguísima para la Respaldo 18, allá abajo lejos y es una sola vez a la semana que yo la tira para coger un poco de agua”, expresa Mirka Rodríguez .

“Esas cubetas están llenas porque la saque de una cisterna porque aquí no sube el agua”, dice Altagracia Rosario, ama de casa.

Además de colocar mangueras, los moradores de este sector se valen de bombas caseras en las aceras de sus viviendas con la esperanza de, por lo menos obtener agua, una vez a la semana.

Lamentan que una gran parte de sus ingresos tienen que destinarla a la compra de botellones o pagar abastecerse con cubetas traídas desde otras calles.

Los comunitarios indicaron que las autoridades competentes intervinieron hace casi dos meses para solucionar la problemática, pero sin lograr solucionar el problema.

Con el almacenamiento obligatorio de agua en tanques y cubetas los moradores de esta parte de Gualey, temen se formen criaderos y la posterior propagación del mosquito del dengue.