Representantes de las distintas corrientes partidarias coinciden en que la transparencia debe primar en los reportes, sin embargo critican que uno y otro no diera amplios detalles de ingresos y procedencia de recursos.

SANTO DOMINGO.- Este sábado resurgieron las acusaciones mutuas entre representantes de la oposición y el oficialismo, esta vez por los montos de gastos de campaña presentados ante la Junta Central Electoral por los principales candidatos presidenciales, cuyo monto sumado supera los mil millones de pesos.

Mientras los peledeístas consideran como gastos excesivos los 522 millones de pesos reportados por el candidato Luis Abinader, los seguidores de éste consideran que el informe del aspirante Gonzalo Castillo no corresponde a la verdad, considerando que su inversión supera por mucho los 468 millones de pesos.

Representantes de las distintas corrientes partidarias coinciden en que la transparencia debe primar en los reportes, sin embargo critican que uno y otro no diera amplios detalles de ingresos y procedencia de recursos.

Los aspirantes a la presidencia pueden incurrir en un gasto máximo de 122 con 50 centavos por cada votante inscrito, así lo establece la Ley Orgánica de Régimen Electoral.

Entregado este primer informes, los candidatos deberán presentar un segundo reporte ante la secretaria de la Junta Central Electoral, pasadas las elecciones del 5 de julio.