El también médico y su sobrino John Arias, estaban acusados por el Ministerio Público de linchar al presunto delincuente Miguel Ángel Báez (Lagrimita).

Santo Domingo.- El juez de la segunda sala penal de Santo Domingo Este retiró hoy la acusación contra el pastor Julio Gómez, a quien un delincuente le dio seguimiento hasta su casa cuando salió de una entidad bancaria con 48 mil pesos, éste a punta de pistola lo despojo del dinero, hirió un sobrino y luego los vecinos intervinieron golpeando salvajemente al individuo hasta causarle la muerte, el hecho ocurrió el pasado 6 de septiembre del 2017 en el sector de Sabana Perdida de Santo Domingo Norte.

El también médico y su sobrino John Arias, estaban acusados por el Ministerio Público de linchar al presunto delincuente Miguel Ángel Báez (Lagrimita), a pesar de los testigos que demostraban que ellos no eran culpables.

Según relatan los residentes del sector, la familia del acusado tuvo que dejar su vivienda ante las amenazas realizadas por familiares y amigos del occiso.

Los parientes de Gómez explicaron que sus abogados hicieron constar a los jueces que “Lagrimita” estuvo recluido en la penitenciaria de La Victoria y que además poseía más de siete fichas por robos y asaltos.