Retorna la calma al barrio Guajimía luego del desborde de la cañada que penetró a las viviendas de la comunidad y dejó llena de basura sus calles.

SANTO DOMINGO.- Retorna la calma al barrio Guajimía luego del desborde de la cañada que penetró a las viviendas de la comunidad y dejó llena de basura sus calles.


En tanto moradores temen que continúen las lluvias por los daños que provoca en sus viviendas y ajuares cada vez que el agua entra a sus casas.



Desde tempranas horas miembros de la Alcaldía de Santo Domingo Oeste recogen con palas los desechos de las vías y cañada.