El dato aparece en el ranking de la revista en cuanto a empresas líderes, ágiles y solidarias, recientemente publicado en su edición de junio, precisa una nota de la entidad financiera..

SANTO DOMINGO.- Los lectores de la revista de negocios escogieron al Banco Popular Dominicano como la empresa dominicana que encabeza el primer lugar en el país en cuanto a los atributos de agilidad de aprendizaje, transformación digital, innovación y cultura solidaria.

El dato aparece en el ranking de la revista en cuanto a empresas líderes, ágiles y solidarias, recientemente publicado en su edición de junio, precisa una nota de la entidad financiera..

El índice fue elaborado a través de encuestas digitales realizadas en abril a 1,000 empresarios y altos ejecutivos de Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá y la República Dominicana.

Conforme a la publicación, las empresas seleccionadas sobresalen por trabajar apegadas a las mejores prácticas, influyendo positivamente en su entorno para generar un círculo virtuoso en las sociedades en las que operan.

En este sentido, el Banco Popular encabezó el rubro de agilidad de aprendizaje, donde destacan las compañías con voluntad para nunca dejar de aprender y capitalizar la experiencia para resolver problemas, adaptarse al mercado y actuar con productividad y eficiencia ante situaciones nuevas.

En cuanto a la transformación digital, el Popular ocupó la primera posición por la capacidad de reinventar la organización mediante la integración de tecnología y el desarrollo del talento humano especializado en destrezas digitales.

La entidad financiera se situó también como líder en innovación, un renglón para empresas que velan por la mejora continua del modelo de negocio y los procesos productivos, la vigencia de la oferta y el desarrollo de nuevos productos y servicios, fomentando una cultura diversa e inclusiva.

Finalmente, el Popular lideró por su cultura solidaria en el país, al estar al frente del grupo de empresas que apoya causas sociales, responden para solventar situaciones de emergencia y promueven el voluntariado, bajo robustos principios de ética, transparencia y conciencia de las necesidades del entorno.