Jáquez aseguró que la Junta Central Electoral aplicará las reglas que están a su alcance para asegurar la que se cumpla la ley.

SANTO DOMINGO.- El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Román Jáquez Liranzo, informó que la consulta interna que celebrará el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en el mes de octubre no tiene ninguna validez ante ese organismo, ya que está fuera de los reglamentos de la actual ley electoral.

Jáquez precisó que la JCE no reconocerá ningún acuerdo donde el resultado de la consulta sea la determinación de una candidatura o precandidatura, debido a que el proceso no es "vinculante", ya que solo se limita a los aspirantes.

“Si dentro de tres meses viene un aspirante, inclusive a la precandidatura presidencial, la Junta lo va a reconocer con el mismo derecho que tienen los que están participando en esta consulta”, acotó el presidente del organismo electoral al expresar que estas dinámicas son partes de los vacíos que deben ser regulados en una nueva Ley de Agrupaciones y Partidos Políticos.

"La Junta no organiza, no administra, no reglamenta, ni inspecciona la logística de las consultas de los Partidos, solo se limita a dar un apoyo logístico, ya que es un deber constitucional del organismo (sic)", resaltó Jáquez al ser entrevistador por Rosa Encarnación, Ana Mitila Lora y Ezequier Abiu en el Programa El Despertador que se transmite por Color Visión, Canal 9, a las 8:00 de la mañana.

Jáquez aseguró que la Junta Central Electoral aplicará las reglas que están a su alcance para asegurar que se cumpla la ley. "Regular la democracia a veces duele pero es parte de la sanación".

En cuanto a la organización de las primarias de los partidos.

El expresidente del Tribunal Superior Electoral, explicó que la JCE ha sido mal interpretada, "según la ley vigente la Junta debe administrar, organizar, supervisar, reglamentar y arbitral las primarias de los partidos políticos que deben ser simultaneas. La Junta no se niega a organizar las primarias internas (sic)".

A entender de Jáquez, la Junta Central Electoral no puede ser árbitro de los proceso internos, sino que debe ser una comisión designada por los Partidos que se encargue y, que las diferencias se diriman en el Tribunal Superior Electoral (TSE).

Aclaró que las precampañas deben llamarse “campañas internas” y la JCE no debe reglamentarla porque violaría el principio de regulación y autorregulación.