Espinal aclaró que las mismas fuerzas conservadoras que se benefician de esa explotación laborar generan una discursiva de rechazo hacia los mismos haitianos luego que lo utilizan.

SANTO DOMINGO.- La politóloga Rosario Espinal denunció que la República Dominicana se hizo adicta a la mano de obra barata de los haitianos porque es muy beneficiosa para sus acreedores.

“Los haitianos está aquí no porque vinieron con un ejército a invadir República Dominicana, están aquí porque su mano de obra es barata”, acotó Espinal.

La analista afirmó que la  República Dominicana por  vía de diferentes procesos de corrupción en las fronteras entre militares, aduanas, oficiales de migración y empleadores dominicanos, hizo la fórmula perfecta para inmigración descontrolada.

Al ser entrevistada en el Programa El Despertador, Espinal indicó que “es horrendo que un país mantenga la estrategia de mantener una mano de obra indocumentada".

Aclaró que las mismas fuerzas conservadoras que se benefician  de esa explotación laborar generan una discursiva de rechazo hacia los mismos haitianos luego que lo utilizan.

Al justificar las causas por la que pasan los nacionales haitianos, la politóloga expresó “si lo dominicanos estuvieran indocumentados en un 100% como está los haitianos en República Dominicana se estuvieran comiendo a los nativos del lugar”.

Declaró que hay que entender los sistemas de explotación, ya que las mismas fuerzas de ultraderecha que se benefician de la explotación de la mano de obra indocumentada, promueven recursos de odios y leyes que han bloqueados a los descendientes de inmigrantes haitiano la posibilidad de nacionalizarse.