Tribunal Constitucional.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La sentencia 168-13 sigue creando debates en la sociedad dominicana y en esta oportunidad el sacerdote jesuita David Pantaleón, considera que la misma es una tragedia porque ésta despoja de la nacionalidad a cientos de dominicanos.

“Conocemos la tragedia que significa esa sentencia para esas personas, por lo que la fe nos obliga a estar al lado de ellos. Esto es algo brutal lo que se está haciendo”, expresó el religioso.

Dice que cada día son más los migrantes, por lo que se mantienen al lado de ellos y de la población vulnerable. Indicó que la iglesia debe tomar una postura en cuanto al futuro de estas personas.

Al participar en El Despertador, del Grupo SIN, Pantaleón apuntó que si la sentencia se cumple va a provocar una situación dramática en el país.

Añadió que la sentencia del Tribunal Constitucional no ha tenido éxito fuera del país y puso como ejemplo lo ocurrido en la ONU, donde todos los presentes tomaron una posición.

Aseguró que detrás de esto hay un afán de lucro de sectores de poder en el país y además que quieren someter la población a los que ellos quieran