SANTO DOMINGO.- El aumento en el tránsito y la aglomeración de personas en el Distrito Nacional puede deberse a que la población perdió el miedo o que se agotaron los insumos y deben salir en busca de abastecimiento a las calles, al menos así lo cree el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas.

Tras reconocer el incremento en la circulación vehicular que se observa durante el día en la capital y las largas filas en plazas y bancos, Sánchez Cárdenas dijo que desde el ministerio han tenido que intervenir para desagrupar a la gente.

En este sentido, consideró que al menos el Banco de Reservas debería abrir más de sus oficinas, aunque fuera con personal limitado, para ayudar a reducir las filas de personas en busca de servicios.