El viceministro de Salud Colectiva informó que son siete las personas bajo sospecha, "pero todos ellos hasta el momento están normales, y según la historia no tienen ningún tipo de relación". 

SANTO DOMINGO.-  El martes la República Dominicana aumentó a tres los casos positivos de la viruela del mono con el anuncio de dos nuevos contagios, sin embargo, las autoridades de salud indicaron este miércoles que aún no se puede hablar de "transmisión comunitaria", ya que los casos involucran a extranjeros provenientes de los Estados Unidos.

"No hay transmisión comunitaria en la República Dominicana", sentenció el viceministro de Salud Colectiva, Eladio Pérez, en la rueda de prensa semanal de Salud Pública.

Al ser cuestionado sobre la relación entre los dos nuevos contagios con el primer caso de la enfermedad en el país, Pérez dijo que “estos casos no tienen ningún tipo de relación" con el joven de 25 años que presentó los síntomas de la enfermedad al regresar al país luego de estar en territorio estadounidense. 

Los nuevos pacientes positivos de la enfermedad corresponden a una mujer de 51 años de Santiago y a un joven de 19 años de Monte Plata, los cuales se encuentran en "condiciones estables" y bajo observación en la unidad destinada para aislar a los contagios con el virus en el Hospital Militar Docente Dr. Ramón de Lara.

Tanto la fémina como el joven estuvieron en contacto con extranjeros provenientes de los EE.UU., los cuales ya retornaron a sus países de origen y reciben atenciones médicas, gracias al cumplimiento internacional de notificación de casos positivos a la viruela del mono, señaló el funcionario. 

Respecto a los casos sospechosos, Pérez dijo que "ya tenemos identificados cuales fueron los contactos", los cuales están bajo vigilancia, pero  "no corresponden un contacto estrecho ni directo".

"Esas personas tuvieron contacto con ellos, pero de un tipo limitado, están en sospechosa, están vigilantes, pero no hay ninguno con sintomatología de la enfermedad", expresó.

Tras estos nuevos contagios, Pérez informó que son siete las personas bajo sospecha, pero insistió que "todos ellos hasta el momento están normales", y señaló que "según la historia no tienen ningún tipo de relación".

El viceministro recordó que para que haya un contagio de la enfermedad se requiere "un contacto más fuerte" al tiempo que rechazó que un saludo o un abrazo sirvan para trasmitir la enfermedad, que se considera el mayor brote fuera de África.

Eladio Pérez informó que el primer paciente con la enfermedad en el país ya fue despachado del Ramón de Lara y sus contactos no presentaron síntomas dentro del periodo de observación, justamente porque su contacto fue "limitado".