Sammy Sosa ha sido llamado por el Ministerio Público para ser interrogado en varias ocasiones, por los supuestos vínculos que el expelotero tuvo con la empresa propiedad de Alexis Medina

Santo Domingo.- El exjugador de grandes Ligas Samuel Peralta Sosa, mejor conocido como Sammy Sosa, tenía interés de entrar al negocio del AC-30 o asfalto caliente, por lo que se acercó al hermano del expresidente Danilo Medina, para a través del tráfico de influencias poder obtener un contrato con el Estado dominicano.

Así lo explica el Ministerio Público en la página 421 de las 3,445 que contiene el expediente de la acusación formal del caso Antipulpo, en la que es sindicado Alexis Medina, como cabecilla del supuesto entramado societario que se benefició de jugosos contratos con el Gobierno, amparado por los lazos sanguíneos que lo unen con el exmandatario.

“El Ministerio Público producto de las pruebas que ha podido recabar en la investigación ha logrado establecer que el ciudadano Samuel Peralta Sosa mejor conocido como Sammy Sosa, tenía interés de entrar al negocio del AC-30 y efectivamente trajo a la República Dominicana el barco Iver Agile, desde el puerto de Gilbratar”.

De acuerdo con el órgano persecutor, “ante los inconvenientes surgidos por las dificultades para obtener puerto acuden al acusado Juan Alexis Medina Sánchez, a quien conocía de actividades políticas en las que habían participado juntos, además sabía que el imputado usaba su condición de hermano del entonces presidente Constitucional Danilo Medina Sánchez”.

Dice el Ministerio Público que Sammy Sosa, recurrió a Juan Alexis Medina Sánchez, para que le gestione un encuentro con el entonces Ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo Terrero, a los fines de obtener un contrato que le permitiera vender al Estado dominicano Cemento Asfáltico (AC-30), a través del Ministerio de Obras Pública y Comunicaciones, es en ese contexto que se realizaron reuniones con Overseas Petroleum Group, SRL.

“En una de esas, reuniones, realizadas en el despacho del entonces Ministro de Obras Públicas Gonzalo Castillo Terrero, participaron, además del ministro, los acusados Juan Alexis Medina Sánchez y Julián Esteban Suriel Suazo, así como los señores Samuel Peralta Sosa y José Antonio Peralta Sosa”.

Agrega que tras esa reunión, el13 de noviembre del 2016 inician las operaciones con la llegada al puerto de Boca Chica desde España del barco Iver Agile, con 29 mil barriles de AC-30, comprado por la empresa Overseas Petroleum Group S.R.L., e importado a nombre de General Supply Corporation, S.R.L., sin contar con contratos ni clientes para la venta del Cemento Asfáltico AC-30.

“La intención original de Samuel Peralta Sosa, era adquirir los contratos a través de la empresa Overseas Petroleum Group, lo que se evidencia con el contrato realizado con Autoridad Portuaria Dominicana, pero el mismo no se pudo materializar por no contar con la autorización de ser proveedora del Estado, es por ello, que para los fines de vender al Estado AC-30, se asociaron con la acusada General Supply Corporation S.R.L., donde figuran como “socios” el acusado Julián Esteban Suriel Suazo y Messin Elías Márquez Sarraff, fungiendo estos como presta nombres del acusado Juan Alexis Medina Sánchez” afirma el MP.

Sammy Sosa y su hermano José Antonio Peralta Sosa, han sido mencionados por el Ministerio Público en la acusación del caso Antipulpo, por los supuestos vínculos que el exdeportista tuvo con la empresa propiedad de Alexis Medina, hermano del expresidente Danilo Medina, principal cabecilla en el entramado de corrupción.