SANTO DOMINGO.- El COVID-19 no se ha ido del país y eso hace necesario que se mantengan medidas como el toque de queda y que los ciudadanos sigan tomando precauciones para no contagiarse, reiteró este miércoles el ministro de Salud Pública Rafael Sánchez Cárdenas.

En su habitual rueda de prensa con actualizaciones sobre la evolución de la pandemia, Sánchez Cárdenas insistió en la necesidad de que a nivel individual y colectivo sean mantenidas las medidas de precaución ante el virus, especial mente en el cuidado que los jóvenes deben tener para no contagiar a los mayores.

El funcionario hoy repitió el llamado que hace a la población joven para que se cuiden y también cuieden la salud de los envejecientes debido a las complicaciones que la enfermedad por coronavirus representa para ese sector de la población.

Agregó que quienes salen a trabajar, al supermercado, a la tienda o usan el transporte colectivo deben prestar especial atención a su salud porque si se contagian los síntomas generalmente son leves, pero si contagian a personas mayores para estas puede ser grave.

En cuento al efecto que ha tenido la reapertura en la evolución del virus, Sánchez Cárdenas dijo no tener un respuesta lista. Sin embargo, reveló que durante la reunión de ayer con la Comisión de Alto Nivel uno de los temas que se abordaron fue la posibilidad de reforzar la capacidad del país para atender pacientes que requieran ventilación artifical, como medida de previsión en caso de que haya un aumento en la demanda de atenciones.