A pocos metros el cuerpo de bomberos de esa demarcación clama por un nuevo camión que les permita dar respuesta a las emergencias de la zona.

REDACCIÓN.- La saturación del cementerio en el municipio de Tenares y la falta de terrenos que por años impidió ampliarlo ha generado la ocupación ilegal de nichos y ha obligado a los residentes de esa zona a buscar alternativas para sus difuntos, extendiendo el camposanto de manera vertical.

Mientras que a pocos metros el cuerpo de bomberos de esa demarcación clama por un nuevo camión que les permita dar respuesta a las emergencias de la zona.

Pequeñas torres se elevan en el horizonte del camposanto de Tenares, ubicado en Los Sánchez Abajo. Ahí los nichos que hasta hace poco no superaban tres pisos, poco a poco se han convertido en edificios de hasta siete niveles.

Las escaleras para subir los féretros y la cinta adhesiva para evitar que el ataúd se abra accidentalmente en esas faenas ya forman parte de las herramientas cotidianas de los sepelios, generando más angustia y dolor para los deudos.

La falta de espacios en el camposanto también ha provocado la profanación y ocupación ilegal de nichos.

Para Roberto González fue doloroso llegar al cementerio un día de los padres a llevarle flores a su progenitor, a su abuelo y a un tío y encontrar sus nichos ocupados por otros difuntos.

A solo tres minutos de ese cementerio se ubica el cuerpo de bomberos de Tenares, cuyo intendente, junto a su equipo, ruegan por un nuevo camión, tras señalar que con el que cuentan desde hace 20 años, les ha presentado fallas técnicas y mecánicas, incluso en medio de una emergencia.

De su lado, el alcalde del municipio de la provincia Hermanas Mirabal indicó que han realizado varios acuerdos con instituciones dentro y fuera del país para dotar al cuerpo de bomberos de Tenares de lo que requiera.

Además de un camión nuevo, el intendente de este cuerpo de bomberos anhela que se aumente de 15 a 22 el personal para mejorar su respuesta a cualquier emergencia.