Abarrotada de pacientes contagiados amaneció el área de espera de la unidad de Covid del Hospital Francisco Mocoso Puello, donde fueron utilizadas las camillas de cuatro unidades del 911 para acostar a las personas.

SANTO DOMINGO.- Justo cuando el país ya alcanza los siete millones de dosis aplicadas contra el coronavirus, la situación en unidades de COVID de hospitales se vuelve a agravar con la cantidad de muertes y la alta demanda de pacientes en estado de gravedad que desde este fin de semana esperan por camas en unidades de cuidados intensivos, cuya ocupación este lunes es de casi un 70 por ciento.

Abarrotada de pacientes contagiados amaneció el área de espera de la unidad de Covid del Hospital Francisco Mocoso Puello, donde fueron utilizadas las camillas de cuatro unidades del 911 para acostar a las personas.

De casi diez pacientes que esperaban por una cama en ese hospital, al menos seis ameritaban ser ingresados en una Unidad de Cuidados Intensivos.

La Clínica Cruz Jiminian también tuvo un fin de semana funesto. Solo del sábado al domingo unas seis personas fallecieron por COVID-19, cuatro ellas estaban ingresadas en UCI y dos murieron mientras esperaban por una cama.

En esos centros de salud, al igual que en el hospital Luis Eduardo Aybar, familiares de pacientes esperaban afuera del centro para saber sobre el estado de salud de sus parientes ingresados a causa del virus.

Este lunes las unidades de cuidados intensivos a nivel nacional amanecieron ocupadas en un 68 por ciento, los ventiladores están en uso en 54 por ciento, mientras que las camas regulares están llenas en un 50 por ciento.

Pese al avance de la jornada de vacunación anti COVID, de acuerdo con el personal de salud muchos de los pacientes que llegaron este fin a los hospitales no se han vacunado contra el Coronavirus.