Las fiscales litigantes Magalis Sánchez y María Silvestre demostraron los actos de crueldad de la expareja de la víctima, así cómo aunaron un concierto de voluntades para cometer el hecho criminal.

SANTO DOMINGO.- “Se hizo justicia!!!! Y aunque con esto no se le devolverá jamás su salud emocional y física a Yocairi, tenemos la satisfacción de que todo el peso de la ley cayó contra sus agresores”, expresó la fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos, sobre la sentencia de 30 años contra los atacante Willy Antonio Javier Monegro, Pedro Alexander Sosa Mendez y Joan Jose Feliz, acusados de actos de tortura y barbarie contra Yocairi Amarante.

“Willy Antonio Javier Monegro, ex esposo de Yocairi indica en los mensajes presentados al tribunal donde localizarla, cómo tirarle el ácido en la misma frente para desfigurarla y pregunta si a las 5pm puede tomarse una cerveza para celebrar”, aseguró la abogada a través de su cuenta de Twitter.

El Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional acogió el pedimento de la Fiscalía del Distrito Nacional y condenó a 30 años de prisión a cada uno de los acusados de atacar con “ácido del diablo” a Yocairi Amarante, en un hecho delictivo registrado en septiembre del año pasado.

Las juezas Arlín Ventura, Milagros Ramírez y Leticia Martínez escucharon y acogieron como buenas y válidas las pruebas periciales, materiales y documentales aportadas por las representantes del Ministerio Público y dispusieron que Willy Antonio Javier Monegro, principal imputado y expareja de la víctima, Pedro Alexander Sosa Méndez y Joan José Féliz, cumplan la pena en la cárcel pública del kilómetro 15 de Azua, en donde están recluidos desde que se le dictó la medida de coerción.

Las fiscales litigantes Magalis Sánchez y María Silvestre demostraron los actos de crueldad de la expareja de la víctima, así cómo aunaron un concierto de voluntades para cometer el hecho criminal.

El Ministerio Público también solicitó que el tribunal condenara a Willy Antonio Javier Monegro al pago de las costas penales del proceso judicial. Además, que todos los procesados realizaran el pago simbólico de un peso como indemnización a la víctima.

El órgano acusador indicó, a través de un comunicado de prensa, que los encartados violaron los artículos 265 y 266, del Código Penal Dominicano que tipifican la asociación de malhechores y los 303 y 309 que penalizan la violencia de género e intrafamiliar.