SANTO DOMINGO.- Se encuentra estable, pero con pronóstico reservado en el Hospital Darío Contreras, la mujer que este viernes fue impactada por una valla publicitaria que se desplomó en momentos que pasaba frente al local comercial donde estaba sujetado el letrero de estructura metálica en la avenida Duarte.

Ana Esther Méndez permanecía en la sala de cuidados intensivos recuperándose satisfactoriamente. En su caso, el proceso de recuperación será bastante lento, según las informaciones médicas.

Sus familiares, todavía impactados por la situación, solo aferraban a la fe en medio de su desesperación.

La joven de 26 años está consiente, aunque la mantienen sedada.

Nuris Méndez y Fiordaliza Ruiz, hermana y prima de la víctima, afirmaron que los propietarios del local comercial han actuado con irresponsabilidad en el caso.

Este sábado fuimos al local para intentar hablar con los dueños del negocio, pero este estaba cerrado y los escombros fueron retirados del lugar.

Los familiares de Ana Esther Méndez ya apoderaron del caso a sus abogados, quienes interpondrán una demanda contra los propietarios del local que sujetaba la valla.