Las lluvias han menguado considerablemente tras el paso del huracán Matthew, y ya se empiezan a ver los daños en la agricultura y zonas vulnerables.

OCOA, República Dominicana.-  Derrumbe de árboles, comunidades incomunicadas, deslizamientos de tierra y derrumbe de piedras son parte de las huellas dejadas por los remanentes de Matthew en San José de Ocoa.

Un total de 20 comunidades continúan aisladas en espera de que disminuyan las aguas de los ríos Ocoa, Nizao y La Ciénaga.

Las calles de las principales comunidades quedaron convertidas en lodo, luego de más de dos días de intensos aguaceros.

El gobernador de la provincia informó que en los próximos días realizarán un levantamiento para determinar los daños al sector agricultura.

Las plantaciones más afectadas fueron la de tomate y café.

Mientras que en la carretera principal de esta provincia las piedras continúan deslizándose hacia la pista.

Luego de las lluvias, los residentes en la provincia temen por un brote de enfermedades, por lo que pidieron a las autoridades el saneamiento de en zonas vulnerables.