El director provincial de Salud Pública, Luis Rosario Socias, mira con preocupación los nuevos decesos asegura esperan los levantamientos correspondientes.

DUARTE.- El consumo de alcohol adulterado cobra la vida de al menos siete personas en San Francisco de Macorís, tras la denuncia de los deudos de algunas víctimas sobre venta de forma clandestina en  el mercado municipal las autoridades procedieron al cierre de algunos negocios.

 

El deceso de siete personas tras presuntamente ingerir bebidas adulteradas ha obligado  a las autoridades a realzar varios allanamientos este jueves donde al menos tres negocios en el interior del mercado municipal fueron cerrados.

 

La preocupación aumenta entre familiares de las victimas además entre vendedores en el interior de dicha plaza comercial que piden a las autoridades sancionar de forma drástica a los responsables.

 

El director provincial de Salud Pública, Luis Rosario Socias, mira con preocupación los nuevos decesos asegura esperan los levantamientos correspondientes.

“Volvieron consumir ron, la dirección de pro consumidor tiene que hacer la requisa correspondiente y visitar los lugares donde están las denuncias donde esas personas adquirieren esas bebidas alcohólicas adulteradas y  enviarlas a nosotros  para hacer las inspecciones de laboratorios de esas bebidas a ver que sustancias contienen”, expresa el doctor Luis Rosario Socias, director de Salud provincia Duarte.

La preocupación aumenta entre familiares de las victimas además entre vendedores que han denunciado la venta de bebidas adulteradas en el mercado municipal.