Ante la nueva ola de la pandemia, clínicas privadas comienzan a verse en la necesidad de volver a ampliar el número de camas destinadas para pacientes contagiados del virus.

SANTO DOMINGO.- Con más de más mil contagios por días y con un número creciente de enfermos graves por covid-19 que mantienen la ocupación de las unidades de cuidados intensivos por arriba del 40 por ciento, resurgen los llamado para retomar las restricciones y fortalecer las medidas sanitarias para impedir que tome fuerza esta nueva ola de la pandemia que solo en lo que va de este mes de octubre ha infectado a más de 20 mil personas.

Ante la nueva ola de la pandemia, clínicas privadas comienzan a verse en la necesidad de volver a ampliar el número de camas destinadas para pacientes contagiados del virus.

 

Tal es el caso de la Clínica Cruz Jiminián que actualmente está trabajando al cien por ciento de su capacidad y volverán a colocar las 30 camas que tenían anteriormente para infectados de coronavirus.

En el hospital Francisco Moscoso Puello aunque aún no trabajan a máxima capacidad, unos 20 pacientes se encuentran hospitalizados.

Ante esta cuarta ola del COVID-19, médicos y familiares de pacientes contagiados consideran que es urgente volver a endurecer las medidas de restricción.

En cambio la recomendación que hace la Sociedad de Infectología es que el gobierno imponga sanciones contra aquellos que violen las medidas sanitarias vigentes como el uso de mascarillas y el distanciamiento social.

Solo en este mes de octubre 20 mil 618 personas se han contagiado del virus a nivel nacional, de las cuales 38 han fallecido, de un total de 77 defunciones notificadas en ese periodo de tiempo.

La mayor preocupación de algunos médicos es que la cuarta ola que enfrenta el país sea igual o peor que los rebrotes.