El próximo lunes será el último día del toque de queda en todas las provincias del país.

SANTO DOMINGO.- Tras un año y tres meses continuos de toque de queda, el sector comercial y de servicios recibió con júbilo la eliminación de esa media y desde ya se prepara para operar en sus horarios pre-pandémicos, aunque quizás con algunas limitaciones.

La posibilidad de nivelar su situación económica por el inminente retorno a una cuasi-normalidad llena de entusiasmo a quienes se ganan el día a día en las calles, como Manuel Ureña, quien labora desde hace años como taxista en la dinámica avenida Venezuela, de Santo Domingo Este.

Ureña y sus colegas esperan una reactivación económica en la zona, que les permita llevar mayor sustento a sus familias.

 

Manuel de la Cruz ha trabajado los últimos tres años como motoconchista en el sector Máximo Gómez, en Santo Domingo Norte, y confía en recuperar la clientela que perdió durante el confinamiento.

La eliminación del toque de queda a partir de la próxima semana no está exento de controversia, incluso entre quienes esperaban más horas para trabajar.

El presidente de la Federación Dominicana de Comerciantes también aplaudió liberación de la restricción y exhortó a sus afiliados cumplir con las medidas de distanciamiento y uso de mascarillas para evitar un eventual regreso a la restricciones.

El próximo lunes será el último día del toque de queda en todas las provincias del país.