El ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, dijo que en el país el sector eléctrico exhibe graves déficits financieros y de gestión en el subsector de distribución, así como retrasos en inversiones en transmisión.

SANTO DOMINGO.- El ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, dijo que en el país el sector eléctrico exhibe graves déficits financieros y de gestión en el subsector de distribución, así como retrasos en inversiones en transmisión.


“El sector eléctrico ha experimentado importantes avances, pero hoy exhibe  graves déficits financieros y de gestión en el subsector de distribución, así como retrasos en inversiones en transmisión; limitado aprovechamiento de las fuentes renovables y una débil regulación e institucionalidad”, dijo.  


" layout="responsive" width="480" height="270">

https://www.youtube.com/watch?v=W-sCzbClgSc


Además precisó que los agentes del mercado eléctrico incrementan sus reclamos para eliminar distorsiones y sobrecostos que afectan la competitividad del mercado y encarecen el servicio.


De acuerdo al funcionario, la experiencia ha demostrado que el sector eléctrico es, tecnológica y económicamente, sistémico; minuciosamente articulado e interdependiente entre sus componentes técnicos, y entre los propietarios y los consumidores.


Dijo que desde hace cierto tiempo se ha agregado de manera más intensa la preocupación social por el negativo impacto ambiental que tienen las centrales generadoras basadas en combustibles fósiles como el carbón, el fuel oíl y el propio gas natural.


Sostuvo que esas realidades determinan que las nuevas reformas o cambios en el sector eléctrico deban ser abordadas en casi todos sus temas, incluyendo leyes y reglamentos que fundamentan su regulación económica e institucional.


“Una reforma de ese calado en un Estado democrático requiere la participación de todos los sectores, tal y como sucedió en el marco del Pacto Eléctrico convocado mediante decreto en el 2014”, agregó.