SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El sector eléctrico se declaró en sesión permanente ante la amenaza que representa para el país la tormenta Irene y coordinó acciones respecto al manejo de las hidroeléctricas, la generación, transmisión y distribución de energía.

La decisión fue adoptada en una reunión encabezada este domingo por el vicepresidente de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Celso Marranzini, durante la cual los líderes del sector recibieron una presentación de la evolución del fenómeno por parte del meteorólogo Luis Felipe Jerez.

En la reunión estuvieron presentes los administradores de las empresas distribuidoras de electricidad, hidroeléctrica y de transmisión, así como una representación de AES Dominicana y EGE-Haina en nombre de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE).