SANTIAGO, República Dominicana.- Diferentes sectores de República Dominicana consideraron este viernes como una intromisión el pedido de Amnistía Internacional (AI) para que el país detenga de manera inmediata la repatriación de inmigrantes haitianos indocumentados que viven en su territorio.

El Consejo de los Derechos Humanos y Civiles y un ex director de Migración en la zona norte dominicana calificaron como una "falta de respeto" las pretensiones de AI hechas públicas hoy en un comunicado fechado en Londres.

"Amnistía Internacional tiene que ser imparcial con su posición y exigir lo mismo a los demás países del mundo que ejercen el soberano derecho de expulsar a sus naciones a los extranjeros que viven de manera irregular", expuso hoy a periodistas locales el presidente del consejo, Carlos Galván.

Expresó que en Estados Unidos, Puerto Rico, España y otras naciones, miles de extranjeros ilegales, incluidos dominicanos, son deportados y Amnistía Internacional no dice nada.

Dijo que como activista de los derechos humanos ha participado en algunos de los operativos de repatriación de haitianos y que comprobado que a estos se les respetan sus derechos y que los que tienen sus documentos al día no son molestados.

Amnistía Internacional (AI) urgió hoy a República Dominicana a que "detenga de manera inmediata la deportación en masa de emigrantes haitianos" con la que su Gobierno pretende evitar la propagación del cólera.

El organismo aseguró que más de 950 haitianos, que vivían mayoritariamente en situación ilegal en el país vecino, han sido deportados a Haití en la última semana.

De su lado, Sabás Burgos, ex director de Migración en la zona norte, dijo que AI debe medir con la misma vara a todos los Estados que repatrían indocumentados.

"Repatriar a los extranjeros que viven de manera indocumentada en este territorio es una potestad del Estado dominicano que es soberano, libre e independiente y debe aceptar a personas de otros países que llenen los requisitos exigidos por las leyes dominicanas", explicó.

Según Burgos, cuando los haitianos emigran de manera ilegal a Estados Unidos, Francia, Canadá y otras naciones, sus autoridades los devuelven sin mayores contemplaciones.

El ex funcionario migratorio explicó que AI en vez de presionar e inmiscuirse en asuntos internos de la República Dominicana, lo que tiene que hacer es prestar mayor atención a lo que ocurre en la frontera de Estados Unidos con México.

Burgos manifestó que independientemente de su ideología política, los dominicanos tienen que salirle al frente a ese tipo de campaña que sólo buscan presionar al país para que siga responsabilizándose de los problemas de Haití, de los cuales la comunidad internacional se ha desentendido.