La Oficina de Atención Permanente de San José de Ocoa aplazó para el próximo martes la audiencia para conocer la solicitud de medida de coerción contra el agente involucrado en el incidente donde murió el abogado.

SANTO DOMINGO.- Los recientes incidentes en los que un abogado murió baleado por un policía en San José de Ocoa y una mujer fue abofeteada en Barahona por otro agente, desataron la indignación social y para algunos sectores es una muestra de la que la institución del orden requiere una reforma urgente y capacitación de sus miembros.

Varios videos que circulan en redes sociales  han desatado indignación entre la población. Uno es donde se muestra una discusión entre agentes policiales con un abogado en San José de Ocoa, quien murió de un balazo.

Otro audiovisual que generó rechazo es donde se observa a una mujer recibir una bofetada por parte de un miembro de la uniformada.

Rosalía Sosa, integrante de la Comisión de Justicia de Participación Ciudadana, deploró y calificó como inaceptable el accionar de los policías en ambos casos.

También dijo esperar la aprobación de un nuevo reglamento, como parte de la reforma policial, que limite y establezca con precisión las condiciones del uso de la fuerza.

Para algunos residentes de sectores populares, el accionar de la policía los hacer sentirse inseguros.

En el caso del incidente registrado en Barahona, la Policía indicó que la mujer reclamó en tono agresivo que no le cerraran su cafetería que operaba en horario del toque de queda y que ella agredió al capitán.

Mientras que al lamentar la muerte del abogado Raimeni Castillo en San José de Ocoa, la Policía indicó que la inspectora general de la institución y el Ministerio realizan una investigación.

La Oficina de Atención Permanente de San José de Ocoa aplazó para el próximo martes la audiencia para conocer la solicitud de medida de coerción contra el agente involucrado en el incidente donde murió el abogado.