Los senadores solicitaron también, al presidente Luis Abinader incluir en el Presupuesto para el año 2022, la construcción de un Centro de Atención Integral a la Primera Infancia (CAIPI) en la provincia de Bahoruco.

SANTO DOMINGO.- El Senado de la República aprobó este miércoles en primera lectura el proyecto de Ley de paternidad responsable, propuesto por el senador de Pedernales Dionis Sánchez, la que tiene por objeto establecer el procedimiento judicial para lograr que los oficiales del Estado Civil registren en las actas de nacimiento de los dominicanos, de madres solteras, el nombre, apellidos y demás datos generales del padre, cuando este no se presente voluntariamente.

La iniciativa señala que los derechos de la infancia están plenamente estipulados en la Convención sobre los Derechos del Niño, de la cual es signataria la República Dominicana y cuyo instrumento internacional establece en su artículo 7 que el niño será inscrito inmediatamente después de su nacimiento.

También que la criatura tendrá derecho desde que nace a un nombre, a adquirir una nacionalidad y, en la medida de lo posible, a conocer a sus padres y a ser cuidado por ellos, debiendo los Estados Partes velar por la aplicación de estos derechos, de conformidad con su legislación nacional y las obligaciones que hayan contraído.

La iniciativa señala en su considerando sexto, que las atribuciones del Tribunal Superior Electoral no solo son aquellas establecidas en la Constitución de la República, sino que la propia Carta Magna dispuso que las mismas son las que se encuentran consagradas en las leyes, siempre circunscritas a la materia electoral y lo relativo a los partidos políticos y todo lo concerniente a ellos, sus actuaciones y las decisiones que les afecten.

Además, los senadores solicitaron al presidente Luis Abinader incluir en el Presupuesto para el año 2022, la construcción de un Centro de Atención Integral a la Primera Infancia (CAIPI) en el municipio de Tamayo, provincia de Bahoruco, propuesta de la senadora Melania Salvador Jiménez.