La lectura inició a las 4:30 de la tarde, luego que varios senadores tomaran un turno para tratar temas que afectan a la población, entre ellos el aumento de los precios de los combustibles.

SANTO DOMINGO.- El Senado de la República inició este martes, para segunda discusión, la lectura del proyecto de Ley de Código Penal, la exposición continuará en la próxima sesión a partir del articulo 151.

La lectura inició a las 4:30 de la tarde, luego que varios senadores tomaran un turno para tratar temas que afectan a la población, entre ellos el aumento de los precios de los combustibles.

Uno de los puntos más conflictivos es el referente a las tres causales, que permitirían a las mujeres embarazadas abortar, en caso de violación sexual, que su vida esté en riesgo o que exista malformación de la criatura.

Este proyecto indica que es necesario dotar a la República Dominicana de un ordenamiento jurídico moderno que recoja las tendencias penales mundiales en donde se desarrollen técnicas punitivas que permitan satisfacer las nuevas políticas de seguridad y control, que aumenten los niveles de seguridad jurídica, disminuya los riesgos de impunidad y consolide el cumplimiento normativo respondiendo a los compromisos estatales, para combatir la criminalidad organizada transnacional.

El proyecto de Ley señala en su segundo considerando que el Estado tiene la obligación de garantizar la paz, la convivencia social y la seguridad ciudadana, mediante la prevención de las infracciones y la protección efectiva de las víctimas, así como la reeducación de las personas infractoras de conformidad con la Constitución de la República y los tratados internacionales.

Esta iniciativa está estructurada por 419 artículos desarrollados en cinco libros, con rasgos y elementos característicos según el bien jurídico que en cada caso quiera proteger, adoptando y regulando nuevos tipos penales reformando en forma integral de derecho penal dominicano, con la finalidad de proveer soluciones a la justicia, haciendo más efectivo su funcionamiento en el contexto de los principios de legalidad, equidad y razonabilidad.