Tomar medidas de estas naturaleza en base a ambigüedades es injusto.

SANTO DOMINGO.- A juicio del Senador de la Provincia de Barahona, por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) José del Castillo Saviñón, las últimas decisiones tomadas por los Estados Unidos se enmarcan en un esquema de presión para que el país sirva de campo de refugiados para Haití.

“La última decisión se enmarca en un esquema de presión para República Dominicana, primero, por las repatriaciones y segundo, por una solicitud del Departamento de Estado para que el país sirva de campo de refugiados ante una virtual intervención en Haití”, indicó el exministro de industria y comercio.

Resaltó que dicha  solicitud no es algo nuevo y, que en su momento, se le planteó a los expresidentes Joaquín Balaguer y Leonel Fernández, aunque precisó que el país siempre se ha opuesto a eso.

“Hoy en día la República Dominicana es refugio de cerca de dos millones de haitianos que viven en República Dominicana, que viven en nuestro país”, recalcó el Senador al ser entrevistado en el programa El Despertador que se transmite de lunes a viernes de 8:00 a .10:00 de la mañana por Color Visión, Canal 9.

Del Castillo, recordó que el Gobierno dominicano ha planteado a nivel internacional la necesidad de una intervención militar en Haití y evidentemente esto no ha gustado en Washington por  lo que entiende que dichas medidas lucen ser de retaliación.

“Haití requiere una solución y esa solución pasa por una intervención que permita dotal de nuevo de relativa calma o por lo menos seguridad a ese país que hoy en día está controlado por 10 o 12 bandas criminales y el monopolio de la fuerza ya no lo tiene el Estado”, acotó el Senador de Barahona.

En ese mismo orden, el exdirector del INDOTEL aclaró que no es cierto que exista una persecución racista en el país como expresó la Embajada Norteamericana en su comunicado, y precisó que ésta no ha presentado ningún caso de racismo contra un nacional americano.

Sobre el Central Romana

Sobre la carga del Central Romana, el Senador de Barahona entiende que la medida tomada por la Agencia Federal de Control de Fronteras y Aduanas de Estado Unidos, es una decisión general, pero que afecta una industrial que aporta el 60% de la cuota azucarera hacia los Estados Unidos.

“No es una medida en contra de una empresa es una medida en contra de la República Dominicana y en contexto que se toma esta decisión, evidentemente está en el marco de una agenda política de presionar a nuestro país, por eso debemos reaccionar como país y en ese mismo sentido”, informó Del Castillo.

Indicó que tomar medidas de esta naturaleza en base a ambigüedades es injusto.

“El informe de los estados Unidos está lleno de ambigüedades y las acusaciones no presentan pruebas y elementos firmes que establezcan el trabajo infantil en el Central Romana”, dijo Saviñón al momento que denunció que no ha habido un esfuerzo de las autoridades norteamericana por actualizar los informes y ver si esas situaciones ambiguas que denuncian se han corregido.

Destacó que en estos momentos el país no goza de buena imagen, ya que se nos acusa de racistas, esclavistas y trabajo infantil y forzoso.

Del Castillo Saviñón, informó que los informes del Ministerio de Trabajo indican que se ha erradicado el trabajo infantil en el país lo que contrasta con los datos de los Estados Unidos.